Que mejor manera de comenzar este blog que hablando de nosotros mismos, que acabamos de lanzarnos a esta aventura, la de emprender un negocio y sabemos lo difícil que es, pero con perseverancia y pasión, se consigue todo.

Comenzar un proyecto no es para débiles, es muy estresante, ocupa muchísimo tiempo, pero es una gran experiencia tanto en lo profesional como en lo personal. No hay que estresarse, porque todos los grandes empresarios que conocemos hoy empezaron desde cero.

No hay una fórmula mágica que nos garantice el éxito, pero sí que hay puntos en los que muchos expertos coinciden, que son pautas básicas para poner en marcha un negocio. Vamos a ver alguno de estos puntos clave para comenzar un proyecto.

DEFINE TUS HABILIDADES Y LAS RAZONES PARA INICIAR TU NEGOCIO

El éxito del negocio refleja el desarrollo de las competencias y habilidades del emprendedor. Seguro que ya cuentas con algunas habilidades de forma natural, pero también puedes identificar algunas que puedes desarrollar mediante práctica y pueden ser importantes si estás pensando en comenzar un negocio propio.

Los más exitosos emprendedores coinciden en que su prioridad no fue la de hacer dinero, si no que su razón principal era la pasión. Identifica las razones por las que quieres comenzar esta aventura y asumir los riesgos que esto conlleva. Si encuentras razones de peso, siempre tendrás motivación y ganas de seguir adelante, aunque las cosas se tuerzan.

DESARROLLA UNA IDEA

Si estás esperando a la idea perfecta, te informo que la idea perfecta para comenzar tu proyecto, no existe. Busca una idea sencilla que te apasione, con el tiempo irás avanzando.

Si todavía no lo tienes claro y necesitas encontrar una idea de negocio puedes buscar una necesidad insatisfecha de los consumidores, encuentra un producto o servicio que los demás no ofrezcan o algo que ya ofrezcan pero que tú puedas ponerle un punto diferenciador y ofrecerlo mejor, o puedes acudir a sitios para emprendedores y obtener ideas.

ELABORA TU PLAN DE NEGOCIOS

Elaborar un buen plan de negocio es un paso muy importante para emprender un negocio propio, porque te va a permitir ver si es factible y te servirá de guía para ponerlo en marcha.

Para ello debes definir tu negocio, elaborar un plan de marketing, fijar un plan de operaciones donde describas los requisitos físicos de tu producto o servicio, determinar tu equipo de gestión y el personal necesario y un plan financiero para calcular la inversión y evolución financiera de tu proyecto.

No te estanques mucho en este punto, sólo es necesario tener unas ideas básicas y sencillas y llevarlas a cabo.

EVALÚA TU MERCADO

A la hora de emprender y comenzar tu negocio debes hacer una pequeña investigación de mercado para saber si tu idea puede tener éxito.

Puedes ver otras empresas que ofrecen productos y servicios similares al tuyo, y analizaros: si hay demanda, si hay muchos negocios similares, cómo lo hacen…

Esta investigación puede darte muchos datos e incluso puedes tener que modificar tu idea original para adaptarte a lo que los clientes demandan, hay que ser flexible para poder ofrecer algo de valor.

DETERMINAR Y ANALIZAR A EL PÚBLICO OBJETIVO

Muchas veces las empresas pequeñas, las PYMES y los emprendedores no le dan importancia, pero es un punto crucial. Muchas veces quieren llegar a todo el mundo y al final no llegan a nadie.

Debes determinar a qué público va dirigido tu producto o servicio, y analizarlo para poder ofrecer algo que se adapte a sus necesidades y determinar una estrategia de negocio adaptada a ellos.

ANÁLISIS DE LA COMPETENCIA

A la hora de comenzar un negocio es importante analizar a tu futura competencia, para conocerlos mejor y así tomar decisiones y competir de la mejor manera posible.

Puede resultar interesante conocer su ubicación, precios, estrategias, recursos utilizados, su atención al cliente, productos, servicios… Y así conocerás sus puntos fuertes y sus debilidades.

No hables mal de la competencia, es algo que da muy mala imagen y no aporta nada positivo. Aprende de ellos y rivaliza de manera sana.

ENCUENTRA FINANCIACIÓN

Al principio tendrás que reducir los gastos lo máximo posible, pero si de todas formas necesitas financiación, busca a alguien que comparta tu pasión, puedes acudir a familiares y amigos, a bancos, entidades financieras orientadas a pymes y emprendedores o inversionistas.

Para este punto debes analizar mucho y tomarte tu tiempo, ya que es una gran responsabilidad y tienes que asegurarte que podrás ser capaz de asumirlo.

ELIGE EL NOMBRE

Para poner en marcha un negocio debes elegir el nombre de tu marca, algo con lo que te identifiques. Si necesitas inspiración puedes ver los nombres de la competencia o acudir a directorios de negocios en internet que sean de tu mismo sector.

No te olvides de tus amigos y familiares, si les preguntas te pueden dar muy buenas ideas. Que no se te olvide mirar si está disponible y registrarlo. Después de decidir tu nombre necesitarás un logotipo para mostrar tu identidad de marca y toda la papelería necesaria para darte a conocer: tarjetas de visita, carteles, folletos, etc. Si esto te parece muy complicado y no sabes ni por dónde empezar, nosotros te podemos ayudar a crear todo el diseño gráfico de tu identidad de marca.

ORGANIZA LA CONTABILIDAD

Debes tener registrado todo lo que entra y sale, así podrás conocer la situación de tu negocio y poder tomar decisiones.

Este punto puede resultar complicado para pequeñas empresas, PYMES y emprendedores, por lo que es aconsejable contratar a un especialista, si te lo puedes permitir, ya que, llevará con profesionalidad la contabilidad, además de ayudarte con la planificación financiera de tu negocio.

ELIGE LA UBICACIÓN

Si vas a crear tu empresa y necesitas un local porque tus productos o servicios se van a ofrecer de manera física o porque necesitas una oficina para trabajar, es importante elegir una ubicación adecuada para el negocio.

Para encontrar una buena localización puedes buscar en internet o recorrer las zonas donde te gustaría tener tu negocio, por si encuentras locales en venta o alquiler. También hay que tener en cuenta el público que transita por la zona, la visibilidad que tiene el local, las vías de acceso, los costes, la competencia cercana, etc.

ARMA UN BUEN EQUIPO DE TRABAJO

Es importante encontrar un equipo de personas tan comprometidas y apasionadas como tú en el proyecto. Cada persona debe ser experto en su trabajo, cualificados, positivos y comprometidos.

Si tienes la suerte de contar con un buen equipo, que no se te olvide cuidarles, tener una buena comunicación, compartir los problemas y las soluciones, incentivar, motivar, y sobre todo tener dos valores muy importantes, el respeto y la ayuda. Sé líder, no jefe.

DA UN BUEN SERVICIO

Es lo más importante para un negocio, dar un buen servicio, porque eso es lo esencial para ganar y fidelizar a tus clientes.
Cuida mucho la selección de tus proveedores, pide recomendación, busca en internet, directorios, ferias y exposiciones. Debes tener en cuenta factores tan importantes como la calidad, el precio, la facilidad de pago, la experiencia, etc.
Ofrece una buena experiencia al cliente, conquístales con un buen servicio o producto, cuídales ofreciéndoles nuevos productos, mejorándolos, interactúa con ellos, hazles sentir únicos y especiales. Nada es más importante que un marketing del boca a boca.

PROMUEVE TU NEGOCIO DE TODAS LAS FORMAS POSIBLES

Después de todo lo que has trabajado para comenzar tu negocio propio, date a conocer, que el mundo sepa que estás ahí. Piensa en una publicidad que atraiga a tus clientes, ya sea mediante carteles, flayers, folletos o todo lo que se te ocurra.
Que no se te olvide que hoy en día si no estás en internet, no existes. Crea una página web para mostrarte y promocionar tu negocio, los clientes quieren saber más sobre ti y con una buena página web el acceso es rápido. También es un buen método crear cuentas en las redes sociales para poder interactuar con tus clientes y crear una comunidad.
Todo esto puede ser muy engorroso para alguien que no es experto en este tema, lo mejor es contar con profesionales que se hagan cargo de todo y tú puedas dedicarte a lo tuyo. Si necesitas una página web que además esté bien posicionada en los buscadores, con una buena experiencia de usuario, hacer mailing, darte a conocer en las redes sociales, todo lo que te puedas imaginar a nivel digital, nosotros podemos ayudarte en el diseño web de tu marca.

COMIENZA AHORA Y MEJORA MIENTRAS VAYAS AVANZANDO

Muchos emprendedores esperan y esperan a tenerlo todo perfecto para lanzar su negocio, si tienes una buena idea, un plan de negocio, la financiación y el quipo… no le des más vueltas y ¡lánzate!

Los mejores emprendedores han empezado desde cero y han ido evolucionando y mejorando con el tiempo. No hay que ser perfecto desde el principio, empieza tu proyecto y ve progresando con el tiempo, no dejes de evolucionar y mejorar constantemente.

SE HONESTO Y NO ESPERES EL ÉXITO INMEDIATO

Lo mejor para tener éxito en un negocio propio es ser honesto, con tus clientes, con tus compañeros, con tu competencia y sobre todo contigo mismo.

No te agobies con tener éxito de inmediato, empezar un negocio, crear una empresa, ser emprendedor, no es fácil. Si ves que no te conviertes en millonario de repente, no sufras, no quiere decir que tu empresa haya fracasado, date tiempo; aunque, de todas formas, si tienes unas mínimas ganancias haciendo algo que te gusta… ¿eso no es tener éxito? Como dijo Confucio: “Elige un trabajo que te guste y no tendrás que trabajar ni un día de tu vida”.

Después de todos estos pasos para comenzar un negocio, no olvides nunca de disfrutar en todo este proceso, no te agobies con hacerlo todo perfecto y confía en los profesionales para aquellas cosas que te sobrepasen. En cuanto a darte a conocer al mundo nosotros podemos ayudarte, visita nuestros servicios para ver todo lo que podemos hacer por ti en cuanto a diseño gráfico y diseño de páginas web para tu identidad de marca.