Nos dedicamos al diseño web, no pretendemos lavaros el cerebro; decirte que una web gratis es la peor idea que puedes tener, tampoco que contrates nuestros servicios porque somos los mejores.

Vamos a poner las cartas sobre la mesa para que valores lo que hay en cada esquina del ring y decidas.

No te creerías la cantidad de veces que nos han dicho que los precios de hacer una web profesional están por las nubes y que preferían hacérsela ellos mismos, total, es arrastrar y soltar, poner 3 imágenes, un logo y tirando. Al tiempo, viendo el resultado, vuelven y nos dicen “bueno, no es tan sencillo como te lo venden”, o “es que nadie visita mi web” y cosas por el estilo.

Ventajas de hacerte tu propia web gratis:

1. La inversión inicial es 0.

Es innegable que si te haces tu propia web en una de las plataformas que las ofrecen de forma gratuita, ahorras dinero. ¿En serio es innegable?, más adelante pondré en duda esa afirmación, pero a priori, si, el coste es 0.

2. ¿Programación?, no, no la necesitas

Cierto, si te ciñes exactamente a lo que te ofrecen, con arrastrar y soltar las cosas donde quieres esta apañado, aquí una foto, aquí un texto, aquí ponemos el logo. Pero y si necesitas instalar un plugin, nuevas funcionalidades, gestionar correo, newsletters, etc… Quizá pienses: “no, yo no me voy a meter en esos jaleos, con lo que me dan esta bien”, correcto, es una opción totalmente valida, quizá tu competencia piense lo mismo… o no.

3.  Estas en LA RED instantáneamente

Esto es así, le das a publicar y ahí está tu página, tu bebe, que puede no ser el mas bonito o el mejor, pero es tu bebe y tu lo quieres. ¿Qué no apareces en los buscadores? ¿Qué es frustrante navegar por tu web?, ¿Qué tarda una vida en cargar?, bueno, no importa, estas, nadie te encontrará y si por casualidad lo hacen, saldrán corriendo en cuanto la vean, o no, tal vez seas un crack y crees algo espectacular, depende íntegramente de ti, pero estar en internet, si, estarás.

4. Diseño y Rediseño.

Ya hemos comentado el tema de arrastrar y soltar, es intuitivo y cómodo, al principio te liaras, lo romperás un par de veces, no te decidirás, cambiaras las cosas de sitio…

Pero dedicándole tiempo puedes llegar a crear algo que resulte agradable y con algo de planificación hasta funcional.

Desventajas de hacerte tu propia web gratis:

1. Trabajo, trabajo, trabajo

Este tipo de plataformas son sencillas e intuitivas, aun así, hay conceptos básicos que tendrás que aprender, mirar en foros, ver tutoriales, saber que elementos si o si tienes que poner… Mientras tu pierdes el tiempo en todo esto, tu competencia puede estar centrada en su negocio. A esto me refería anteriormente con el coste 0, es cierto que no desembolsas ni un euro, pero todo ese tiempo aprendiendo, investigando, teniendo dolores de cabeza porque las cosas no salen… todo eso es tiempo que no dedicas a tu negocio y en consecuencia es dinero, tal vez no lo gastas, pero si lo estas perdiendo. Ahí ya entra en cada uno valorar si es rentable o no.

2. Plantillas, es lo que hay.

Si tu sobrino, primo o un amigo sabelotodo te dice: “no te preocupes, yo te pongo esto así, o te cambio el color de eso otro”, que sepas que NO, la plantilla es la que es y las opciones de configuración son las que son, no se puede acceder al código fuente, olvídate de tocar html, css ni nada por el estilo, si algo no te gusta tienes dos opciones, te buscas otra plantilla que te guste mas o buscas una de pago, que en general son las bonitas y configurables.

3. Google, ¿eso que es lo que es?

Eso es lo que pensará tu web con estas plataformas, escalar posicionamiento va a ser cuanto menos, dificilísimo. Ten en cuenta que si quieres crear http://negocioprofesional.com en estas plataformas estará acompañada de un apellido “http://negocioprofesional.worpress.com”, http://negocioprofesional.wixsite.com” esto resta credibilidad a tu negocio, es poco intuitivo y lo peor, estarás diciéndole a todo el mundo, así de primeras, que eres un cutre que no invierte ni su propio dominio.

4. Por qué POR QUEEEEEEEEE

¿Alguna vez te ha pasado eso de pensar: “va, esto yo puedo hacerlo de sobra” y ha salido algo así?

Pues con estas plantillas pasa, y mucho, piensa que esas plantillas tal y como las ves, están hechas por profesionales, con un contenido muy especifico y pensado para que quede super chulo. Luego quitas esto, pones lo otro, anda se ha desmaquetado, ¿esto porque no se ve?, y un sinfín de cosas. En definitiva, perdida de tiempo y mucha frustración.

5. – Soporte técnico

¿Soporqué?, eso es lo que te responderán cuando necesites ayuda, vaaaale, no así así, pero cosas en plan: “visita el foro”, “manda un email” etc. No tendrás atención personalizada, y si quieres resolver algo te tocará buscar por los foros a alguien con el mismo problema y a ver si con suerte las respuestas te sirven a ti.

Dicho todo esto, No tenemos dudas de que tú, en tu campo, eres un profesional, conoces los términos, conoces el negocio, sabes lo que quieres y lo que necesitas, piensa que los que nos dedicamos a esto somos tan profesionales en nuestro tema como tú en el tuyo.

Otra cosa importante a valorar es la imagen que transmites, seguro que en alguna ocasión te ha pasado eso de entrar en una web a buscar información y haber salido casi de inmediato porque no terminaba de cargar, o porque no ves un menú por el que navegar o porque es imposible encontrar lo que buscas, o simplemente, porque la web tiene esa pinta “cutre” que no te inspira ninguna confianza. Al fin y al cabo, tu eres tu imagen, cuando vamos a ver a un cliente, no nos presentamos con un chándal roto, sin peinar y oliendo “de aquella manera”, ¿a que no?, pues plantéate si quieres que tu web este elegante o desaliñada, es lo que sin duda transmitirás.

Llegados a este punto, nos vas a tener que perdonar, pero te vamos a contar las ventajas, reales de que tu sitio web esté realizado por profesionales.

1. Ateción y trabajo personalizado.

Cada Pyme o negocio es un mundo, lo mismo pasa con sus webs, cada un es única, incluso para el mismo sector o tipo de negocio.

Te reunirás con un equipo de profesionales, os conoceréis, sabrán que es lo que quieres y lo que necesitas, habrá un feedback y te asesorarán desde la experiencia en como plantear tu proyecto pensando en tu negocio y por supuesto en tu público objetivo y que se sientan cómodos dentro de tu web

2. Todo eso que te suena a chino.

No necesitas saber que es el php, css, un hosting un plugin ni ninguno de esos palabros que se usan. Te despreocupas, solo piensas en “esto está bien así, esto no me gusta del todo asá“.

3. Implicación

Hay cosas que el diseñador no puede hacer por ti como elegir las imágenes que pondrás, redactar los textos y esas cosas, pero tranquilo, no estarás solo, te asesorarán en todo momento; “aquí una imagen así quedaría mejor”, o “en este texto usa estas palabras para mejorar tu presencia en buscadores”, en el fondo, ambas partes quieren el mejor resultado posible.

4. Feedback

Cuando te llega el primer boceto del diseño, teniendo en cuenta que la comunicación ha sido buena y fluida, tendrías que estar satisfecho con entre el 70% y el 80% de lo que te propongan.

Es importante que tú, como cliente, tengas en consideración que, si esa imagen está ahí con esos colores, está ahí por una razón, ya sea para atraer las miradas, dar prioridad a un producto o destacar algo, nada se pone porque si, todo está pensado y está donde tiene que estar.

NO seas de esos clientes, déjate aconsejar y pregunta si tienes dudas, la decisión final está en tus manos, pero casi con total seguridad eso que no te termina de gustar en ese color, está así por una buena razón, pregunta y te lo explicarán sin ningún problema.

Cuando el diseño está consensuado y aprobado, se empieza a trabajar en un entorno de PREproduccion, tendrás acceso a los avances del diseño y de sus funcionalidades. Ver tu web en dispositivos móviles es una de las grandes ventajas, ya que, la mayoría de la gente a día de hoy, es por estos dispositivos por los que accede a internet.

Lo mas importante de todo: ESTARÁS ORGULLOSO/A DE TU WEB, se lo dirás a todo el mundo con la satisfacción de un trabajo bien hecho.

Si después de la parrafada aún piensas que eso que pagar por un producto de calidad no es para ti ni para tu negocio, perfecto, pero antes de lanzarte ha realizar tu web gratuita, documentate bien, lee pros y contras de cada una de las plataformas y toma tu tiempo para decir. Hay muchas alternativas.